Ordenatupc.es

La más extensa web de componentes para ordenadores

La búsqueda de los mejores componentes cuando construyes un PC es lo que pone a prueba tu paciencia y resistencia… ¡Sobre todo cuando hay tantas opciones para elegir y los fabricantes lanzan nuevos componentes cada dos meses! De hecho, la construcción de un PC es quizás la parte más fácil del proceso.

Por ese mismo motivo elegir la tarjeta gráfica, procesador, placa base o incluso memoria adecuados para tus necesidades y tu presupuesto nunca será tarea fácil… En nuestra web encontrarás una infinidad de productos y a continuación podemos ayudarte a planificar, investigar y encontrar los mejores componentes para tu nuevo PC a un precio razonable… ¿A qué estás esperando?

COMPONENTES DE ORDENADOR MÁS VENDIDOS

Ver más componentes de ordenador en Amazon

El primer paso es conocer tus objetivos y su presupuesto. Si dispones de un presupuesto limitado, a la hora de elegir los componentes debes equilibrar el rendimiento y la relación calidad-precio con tu presupuesto global. Por ejemplo, si eres un jugador de PC puedes optar por gastar más del presupuesto en una tarjeta gráfica potente. También es importante pensar un poco en el futuro y planificar no sólo lo que necesitas ahora, sino también lo que podrías necesitar dentro de un año.

Es cierto que lleva más tiempo construir o actualizar un ordenador uno mismo que comprarlo comercialmente, pero mucha gente disfruta de la experiencia. Además, tienes un control total sobre el resultado, desde el rendimiento hasta la apariencia del equipo.

A continuación te contamos los principales componentes que debes tener en cuenta a la hora de construir tu propio ordenador: CPU, tarjeta gráfica, placa base, RAM, memoria, refrigeración, carcasa y fuente de alimentación. Cada uno de estos componentes también puede ser un candidato para actualizar un ordenador existente.

 

UNIDAD CENTRAL DE PROCESAMIENTO (CPU)

Básicamente es el cerebro del ordenador. Las dos marcas que debes tener en cuenta a la hora de elegir una CPU son Intel y AMD. Por lo general, la CPU se menciona al principio de la descripción de un ordenador (por ejemplo, «Intel Core i5» o «AMD Ryzen 5») debido a su importancia. La CPU hace el trabajo pesado en cuanto al funcionamiento del ordenador: ejecuta las instrucciones. Eso se traduce en la ejecución de software, desde el sistema operativo hasta las aplicaciones. Una CPU más potente ejecuta más instrucciones y más rápido, lo que contribuye a mejorar la experiencia de uso del ordenador.

También es un componente que puede cambiarse con el tiempo, siempre que se mantenga una opción compatible con la placa base. ¿Por qué querrías actualizar la CPU de un ordenador ya existente? Si el rendimiento general se está quedando atrás y la CPU se utiliza con frecuencia al 100%, o una aplicación que quieres ejecutar requiere una CPU más potente, entonces una actualización de CPU es una opción.

Estas son algunas de las características que hay que tener en cuenta a la hora de comprar una CPU:

❑ NÚCLEOS: Las CPUs están equipadas con múltiples núcleos. Cada núcleo es casi como una «mini CPU», capaz de realizar una instrucción por sí misma. Cuantos más núcleos tenga la CPU, más instrucciones podrá procesar simultáneamente. La mayoría de las CPUs básicas de los ordenadores de sobremesa actuales ofrecen cuatro núcleos. Los ordenadores para juegos de gama alta pueden tener 16 núcleos o más.

❑ VELOCIDAD DE RELOJ: mide la rapidez con la que funciona la CPU (medida en GHz), básicamente dando una indicación de cuántas instrucciones puede realizar la CPU en un segundo. Un GHz más alto es más rápido, pero sólo cuando se comparan CPUs similares (por ejemplo, una CPU de 3 GHz de hace dos años es probablemente más lenta que un chip actual de 2 GHz). Las CPUs pueden estar bloqueadas, lo que significa que pueden alcanzar una velocidad de reloj máxima. Algunas se venden desbloqueadas, lo que significa que el propietario tiene la opción de «desbloquearlas» manualmente más allá de la velocidad base (aumentar la velocidad del reloj hace que el procesador sea más rápido, pero genera un calor adicional para el que el disipador de calor y el ventilador estándar no fueron diseñados, por lo que tendrías que planificar una refrigeración suplementaria de la CPU).

❑ CACHÉ: es la memoria interna en la que se almacenan temporalmente las instrucciones para obtener un mayor rendimiento. La caché L1 es la más rápida, la L2 tiene más capacidad pero no es tan rápida, mientras que la L3 tiene la mayor capacidad pero la velocidad más lenta. En cualquier caso, todas las memorias caché son más rápidas que la RAM. En general, la velocidad de reloj es más importante si quieres utilizar el ordenador para jugar videojuegos (rendimiento más rápido), mientras que el número de núcleos es más importante para el procesamiento (completar más tareas en menos tiempo).

❑ COMPATIBILIDAD CON LA PLACA BASE: este es un factor fundamental. Asegúrate de que el zócalo de la placa base es compatible con la CPU que elijas, ya que la CPU estará «conectada» a la placa base. Las CPUs de AMD e Intel requieren diferentes zócalos para la placa base, y dentro de cada uno de ellos hay una gama de tipos de zócalo diferentes según la generación de la CPU. Comprueba la documentación de tu CPU y de la placa base para estar seguro, porque ambas deben coincidir.

 

PLACA BASE

Todos los componentes del ordenador se conectan a la placa base, lo que la convierte en una parte fundamental en la construcción del PC. Hay un factor muy importante a la hora de elegir una placa base: la que elijas debe tener un zócalo compatible con tu CPU. El procesador y el zócalo de la placa base (por ejemplo, LGA 1200, que aparecerá en el embalaje de la CPU y el procesador) deben coincidir directamente. No hay margen de maniobra: si no son compatibles, el PC no puede funcionar, que es lo que te comentábamos anteriormente.

Las placas base se ofrecen en diferentes tamaños estándar: ATX (el más grande), mini-ITX (el más pequeño) y micro-ATX (el intermedio). Las placas base más grandes tienen espacio y ranuras para más componentes y más puertos de entrada y salida (E/S). Las placas base más pequeñas se utilizan cuando se quiere un ordenador de sobremesa que ocupe menos espacio físico. El tamaño estándar de las placas base -especialmente en el caso de los PC para juegos- es ATX, aunque algunos ordenadores más compactos para juegos o de alto rendimiento utilizan Micro-ATX.

Lo que tienes que tener en cuenta es cuántas ranuras PCIe x16 de tamaño completo (normalmente utilizadas para tarjetas de vídeo) vas a necesitar. Algunas placas base también están equipadas con ranuras PCIe más pequeñas, para componentes como las tarjetas de sonido. También es importante el número de ranuras de RAM, así como la velocidad de la RAM que soporta, y los puertos de E/S. ¿Cuáles son los importantes para ti? La mayoría de los accesorios con cable utilizan el USB Tipo-A (USB 3.0 y 3.1), mientras que los más nuevos podrían soportar el USB Tipo-C (USB 3.1/3.2 Gen2). Si vas a utilizar los gráficos integrados de la CPU en lugar de una tarjeta de vídeo, tendrás que elegir una placa base que soporte la salida de vídeo como HDMI o DisplayPort. Otras ranuras a tener en cuenta son las SATA, IDE y m.2 para el almacenamiento. En resumidas cuentas, debes elegir una placa base que sea compatible con tu CPU y que tenga la combinación adecuada de ranuras de expansión y conectores para satisfacer tus necesidades.

 

TARGETA GRÁFICA (GPU)

Si tu PC está pensado para el uso diario, probablemente no necesitarás una tarjeta gráfica. La mayoría de las CPUs de sobremesa lanzadas en los últimos dos años cuentan con gráficos integrados (una GPU que forma parte del procesador) que son lo suficientemente potentes como para soportar el streaming y la salida de vídeo en 4K.

Sin embargo, para las aplicaciones que hacen un uso intensivo de los gráficos, como los juegos, el procesamiento de imágenes y vídeos, la realidad virtual o el software acelerado por la GPU, será necesario instalar una tarjeta gráfica (a veces denominada tarjeta de vídeo). Las tarjetas de vídeo también admiten la tecnología de sincronización adaptativa (G-SYNC y FreeSync) que mejora la apariencia de los gráficos de los videojuegos cuando se utilizan con un monitor compatible. Las empresas que fabrican estas GPU independientes son NVIDIA y AMD. Venden sus propias tarjetas gráficas de marca, pero ambas también conceden licencias de sus GPU para su uso en tarjetas gráficas de terceros. Las tarjetas gráficas de última generación son increíblemente potentes, con funciones como el trazado de rayos en tiempo real, la aceleración por IA e incluso la salida de vídeo 8K.

Las tarjetas gráficas se conectan a la ranura PCIe x16 de la placa base. Deberás comprobar tu placa base y cualquier tarjeta gráfica para asegurarte de que la ranura PCIe coincide con el conector de la tarjeta. También debes comprobar que la ranura es realmente PCIe x16, y no otra cosa como PCIe x4 que parece igual, pero tiene un ancho de banda mucho menor (la ranura estará etiquetada). Algunas placas base pueden requerir que se instale una tarjeta gráfica en una ranura PCIe específica.

 

MEMORIA (RAM)

La memoria RAM (Random Access Memory) es el lugar donde el ordenador almacena la información para un acceso rápido. Cuando un ordenador no tenga suficiente RAM, lo sabrás. El sistema se ralentizará al abrir más ventanas. Algunas aplicaciones se negarán a iniciarse. El ordenador puede volverse inestable. Afortunadamente, la memoria RAM puede cambiarse de manera fácil y asequible. Se vende en barras de DRAM y se mide en GB. La placa base de tu PC está equipada con ranuras para la RAM.

A la hora de elegir la DRAM para tu PC, debes tener en cuenta la generación de RAM que admite tu placa base (como DDR4), el número de ranuras disponibles y la cantidad de RAM que necesitas para un funcionamiento óptimo. Un PC de uso cotidiano puede funcionar con 8 GB de RAM DDR3, pero un PC para juegos es más probable que tenga 16 GB o 24 GB de RAM DDR4. Cuando se actualiza o se instala la RAM, se suele hacer con pares de memorias DRAM que coincidan para obtener un rendimiento óptimo.

 

ALMACENAMIENTO (SSD Y HDD)

El almacenamiento del ordenador es uno de los componentes que más se actualizan. Aquí es donde se instala todo el software y residen todos los archivos. El almacenamiento del PC de sobremesa se presenta actualmente en dos variantes:

– Las unidades de disco duro (HDD) son los discos giratorios que se utilizan desde hace décadas. Ofrecen un almacenamiento asequible en capacidades muy altas, incluyendo opciones de 4TB, 8TB e incluso 12TB. Entre los discos duros, las unidades de 7200 rpm son más rápidas que los modelos de 5400 rpm, pero tienen un ligero sobreprecio.

– Las unidades de estado sólido (SSD) sustituyen las piezas móviles por la velocidad de los microchips. Un SSD en órdenes de magnitud más rápido que un HDD en la lectura y escritura de datos, y esta velocidad también se traduce en tiempos de arranque mucho más rápidos y un rendimiento del sistema más ágil en general. Las unidades SSD han sido históricamente más caras y han estado disponibles en menor capacidad que los discos duros, pero ahora son comunes las unidades SSD internas de 1TB.

 

FUENTES DE ALIMENTACIÓN (PSU)

La fuente de alimentación (o PSU) es obviamente una consideración importante cuando se construye un PC, y puede desempeñar un papel importante en las actualizaciones también. La fuente de alimentación proporciona la energía para todos y cada uno de los componentes. Esto significa que la fuente de alimentación tiene que satisfacer las necesidades de potencia continua y de pico de cada componente. Entre los grandes consumidores de energía se encuentran la CPU (recuerda que el consumo de energía aumentará si haces overclocking) y la GPU. Afortunadamente, hay calculadoras en línea que pueden ayudar a calcular esto, pero 500 vatios es un buen punto de partida mínimo si hay una tarjeta gráfica instalada.

 

CARCASAS

La carcasa del ordenador tiene un propósito práctico (alberga todos los componentes del PC), pero también es una oportunidad para hacer una decoración.

Las carcasas de ordenador se presentan en varios tamaños para acomodar los distintos tamaños de las placas base y los componentes, como las tarjetas gráficas. Las carcasas también difieren en su accesibilidad. Algunas tienen laterales fácilmente extraíbles, otras requieren un destornillador para abrirlas. También varían en cuanto al número de compartimentos para discos, las ranuras para entradas y salidas, y la gestión de los cables. Las cajas ATX de media torre son probablemente las más populares para la construcción de PCs. Proporcionan el espacio necesario para una placa base ATX, una tarjeta gráfica de tamaño completo y mucho almacenamiento, sin ocupar el mismo espacio que una caja de torre completa.

Una vez superada la funcionalidad básica de la caja del ordenador, es el momento de considerar las opciones de personalización. Las carcasas vienen en diferentes estilos, que van desde el minimalista hasta el agresivamente esculpido. Hay diferentes opciones de color. Algunas tienen laterales de cristal transparente o plexiglás para que puedas presumir de tu PC. También hay iluminación RGB. Con la iluminación RGB integrada, una carcasa de PC puede ser completamente personalizada y encajar perfectamente en una configuración de PC para juegos.

 

VENTILADORES DE LA CPU Y REFRIGERACIÓN

Por último, no hay que olvidar los ventiladores de la CPU y la refrigeración. Todos estos componentes generan mucho calor, y están metidos dentro de una caja cerrada. Sin una refrigeración eficaz, los componentes se sobrecalientan. Eso significa que el rendimiento se ralentiza, que el sistema se apaga de forma espontánea e incluso que existe el riesgo de que se produzcan daños físicos.

La principal preocupación en la construcción de un PC es la CPU. La mayoría de las CPUs incluyen un ventilador básico en la caja. Está pensado para el uso diario. Si sólo piensas utilizar el PC para navegar por la web o transmitir vídeo, debería estar bien. Pero si quieres forzar la CPU de forma habitual (como en los juegos) tendrás que invertir en un ventilador para la CPU que sea más capaz de refrigerarla y expulsar el calor que genera.

Un refrigerador de aire es básicamente un ventilador de CPU más potente, con un disipador de aletas más eficaz. La refrigeración líquida suele considerarse más eficaz y silenciosa que la refrigeración por aire. Estos sistemas hacen circular un líquido (normalmente agua destilada) a través de la CPU para recoger el calor, y luego a través de un radiador donde un ventilador expulsa el aire caliente, con una bomba que hace circular el líquido frío de vuelta a la CPU. Básicamente, funciona como el radiador de un coche.

 

ULTIMOS PASOS

Si finalmente has decidido construir tu propio PC o simplemente quieres actualizar los componentes de tu antiguo PC ya sabes que Oredneatupc.es tienes todos los componentes informáticos que necesitarás.

El siguiente paso que debes hacer es investigar. Antes de elegir un componente específico para, lee la documentación para asegurarte de la compatibilidad. Revisa las especificaciones. Lee las reseñas de los productos. Finalmente elige los componentes que mejor se adapten a tus necesidades.

Una vez que tu PC esté listo, no olvides que en nuestra web también encontrarás todos los accesorios informáticos que te permitirán sacar el máximo partido a tu ordenador de sobremesa, como teclados, ratones, monitores, impresoras, altavoces, auriculares, cámaras web, cables, almacenamiento externo, software y los últimos routers Wi-Fi.